Inicio Actualidad Adiós a las bolsas de plástico tradicionales

Adiós a las bolsas de plástico tradicionales

0

Tras la aprobación del Real Decreto 293/2018 para la reducción del consumo de bolsas de plástico, el 1 de enero de 2021 entró en vigor otro de los artículos que regula su reducción. Lo cual supone un nuevo reto para consumidores y comerciantes, que deben cambiar sus hábitos a la hora de transportar los productos que adquieren.

Si hablamos de las bolsas de mayor espesor, bolsas de plástico de espesor igual o superior a 50 micras. se pueden seguir dando a los consumidores en los comercios, siempre que:

  1. Contengan un porcentaje mínimo del 50% de plástico reciclado.
  2. No se entreguen de manera gratuita, salvo aquellas que tengan un porcentaje igual o mayor al 70% de plástico reciclado

Así mismo a partir del 1 de enero de 2021, se prohíbe la entrega de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras al consumidor en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son de plástico compostable.

Las bolsas de plástico no compostable pueden seguir entregándose a los consumidores en los comercios, siempre que tenga un espesor igual o superior a 50 micras y contengan un porcentaje mínimo del 50 % de plástico reciclado (estando exentas de la obligación de cobro aquellas con un porcentaje igual o mayor al 70% de plástico reciclado).

Las bolsas compostables son aquellas que son fabricadas con fécula vegetal y no producen residuos tóxicos. Se trata, por lo tanto, de un material que se degrada biológicamente, produciendo dióxido de carbono, agua, compuestos inorgánicos y biomasa.

Este tipo de bolsas se deberá depositar en los contenedores de basura orgánica, ya que mezclarla con plásticos no compostables podría dificultar el reciclado mecánico de los mismos.

Su implementación como el único tipo permitido de bolsa en los comercios supone cumplir la normativa europea sobre envases y residuos de envases así como el artículo 21 de la Ley 22/2011, que habla sobre reutilización y reciclado de residuos.

El Real Decreto ya aplicó desde el 1 de enero de 2020 la prohibición del uso de bolsas de plástico fragmentables, especialmente dañinas porque tienen aditivos y un mayor impacto.

Ahora, plantea la utilización de bolsas de plástico compostables como una de las posibles alternativas. Pero no es la única, ya que los comerciantes podrán optar por envases de otros materiales, reciclados o de papel o tela, siempre que no supongan un incremento de la generación de residuos.

Todas estas medidas afectarán también a las bolsas que puedan suministrarse en la venta online, así como las entregadas a domicilio.

Quedan excluidos los sobres de plásticos empleados en la venta a distancia, así como los utilizados para enviar revistas, propaganda, catálogos o servicios de paquetería, si bien deben cumplir con las exigencias para considerarse envases establecidas en la Ley 11/1997 sobre envases y residuos de envases.


- Te recomendamos -