Inicio Actualidad Zoonosis no alimentarias

Zoonosis no alimentarias

0

Las mascotas o animales de compañía pueden convertirse en una parte esencial de nuestra vida. La decisión de tener una mascota es un acto de responsabilidad y debemos conocer los compromisos que adquirimos con el nuevo miembro de la familia, así como las precauciones sanitarias que implica la convivencia de una mascota en nuestro hogar.

Los animales enseñan a los más pequeños valores tales como el respeto, el compromiso y la tolerancia, aumentando la autoestima y mejorando la integración de nuestros hijos. Junto a las mascotas, los niños desarrollan la capacidad de cuidar de alguien, refuerzan el sentido de competencia y seguridad, aportándoles así una mayor autonomía.

¿Qué es una mascota?

Las mascotas son animales que conviven con nosotros a los que debemos cuidar. Pueden ser nuestros mejores amigos, pero debemos de mantener una serie de normas, dado que pueden transmitirnos enfermedades.

Para elegir la mascota más adecuada para mí y mi familia, es mejor que pregunte a los veterinarios, ya que son los que mejor las conocen. El tener una mascota es una responsabilidad y se debe hablar en casa para que toda la familia esté de acuerdo y sepa cuáles son las obligaciones que conlleva.


Los animales silvestres no son mascotas


Los animales como las tortugas, periquitos y otras aves, hámsteres y cobayas, no son adecuadas para niños menores de 5 años por los riesgos para su salud, dado que su sistema inmunológico no está totalmente desarrollado.

¿Qué precauciones debemos mantener en un hogar donde habitan mascotas?

Los animales pueden ser portadores de enfermedades que se transmiten al hombre, las llamadas zoonosis.

Los más pequeños son la población más expuesta a estas enfermedades porque:

  • se chupan las manos y se llevan objetos a la boca.
  • no se lavan las manos solos.

Además, estas enfermedades pueden ser más graves en los niños, porque su sistema inmunitario no está plenamente desarrollado.

No es fácil saber si una mascota es portadora de alguna zoonosis, pues muchas de ellas pasan desapercibidas y no muestran síntomas. En cambio, es muy sencillo prevenirlas con el fin de que todos en casa aprendan la forma correcta de relacionarse con los animales, para una amistad sana y respetuosa:

  • Llevar a su mascota regularmente al veterinario (al menos una vez al año) para que vigile su buena salud y siempre que esté enferma.
  • Mantener una adecuada vacunación y desparasitación de su mascota conforme a lo indicado por su veterinario. Esto es importante para enfermedades zoonósicas tales como la rabia, la hidatidosis y la leishmaniosis entre otras.
  • Mantener buenas prácticas higiénico sanitarias, que evitarán la trasmisión de enfermedades tales como la salmonelosis, hidatidosis o psitacosis:
    • Lavarse siempre las manos con agua y jabón tras haber estado en contacto con su mascota y/o sus enseres.
    • Procurar no acariciar animales desconocidos.
    • Responsabilizarse de la recogida y eliminación adecuada e higiénica de sus heces.
    • Utilizar de forma responsable los espacios públicos comunes e impedir el acceso de su mascota a zonas exclusivas de uso infantil y otras zonas reservadas de uso público.
    • No alimentar a su mascota con carne y/o vísceras crudas.
    • Limpiar su cama, terrario o jaula, así como los recipientes para su comida, sus juguetes, etc., y hacerlo donde no se almacenen o preparen alimentos.

Su salud, es nuestra salud, y la de todos los nuestros



- Te recomendamos -
Artículo anteriorFianzas de arrendamiento
Artículo siguientePrograma de formación continua en el ámbito deportivo
Toda la actualidad de la ciudad de Las Rozas de Madrid.