Inicio Actualidad La Comunidad de Madrid declara el flamenco Bien de Interés Cultural por...

La Comunidad de Madrid declara el flamenco Bien de Interés Cultural por su arraigo histórico en la región

0

La primera vez que se utilizó el término fue en la prensa madrileña el 6 de junio de 1847, concretamente, en el número 249 de El Espectador. La crónica titulada Un cantante flamenco estaba dedicada a Lázaro Quintana y a su compañera Dolores, la gitanilla. También fue en Madrid donde surgió la primera referencia a la música flamenca, en el diario La Nación, el 18 de febrero de 1853 y donde, en 1954, se abrió Zambra, el primer tablao inaugurado en España.

Tan pronto como se hizo Corte, poblada por gentes de todas partes, Madrid se alimentó del encanto artístico de toda España, especialmente de Andalucía. De allí provenían muchos de los sones mestizos del Siglo de Oro, como la zarabanda, inseparable de la guitarra y las castañuelas. Un siglo más tarde, las artes y la aristocracia seguían tentadas por bailes genuinamente populares, íntimamente unidos a la vida madrileña, andaluza y española en general.

En el Madrid del siglo XVIII, poblado de gentes venidas de todas las partes del país, seguidillas, fandangos y tonadillas animaban fiestas y reuniones. Autores como Ramón de la Cruz o Juan Antonio de Iza Zamácola y Ocerí Don Preciso, pregonaron las bondades de la cultura patria frente a las imposiciones del cultismo ilustrado, ayudando a que lo popular comenzase a ser una referencia en la literatura, el teatro y la música.

Leer más:  La Comunidad de Madrid invierte 31 millones en la mejora de las conexiones de la red de agua potable y regenerada de la región

El carácter singular del flamenco en la Comunidad de Madrid es el resultado de diferentes circunstancias. Madrid es una ciudad donde los músicos que se dedican a este arte han podido trabajar desde el siglo XIX. Muchos se establecieron aquí manteniendo el uso del flamenco en el ámbito privado.

Presencia de los tablaos flamencos 

De este uso privado surgió el sonido Caño Roto, representado por Las Grecas o Los Chorbos, que adopta nuevos ritmos y sonidos y que deriva en la rumba madrileña, medio de expresión de los gitanos de Vallecas, Caño Roto o Carabanchel. La geografía madrileña ha sido y es también escenario de peñas y asociaciones flamencas que han contribuido a su mantenimiento y difusión.

Leer más:  La Comunidad de Madrid ha plantado ya cerca de 2.700 árboles en ocho municipios para incrementar la masa forestal y biodiversidad

La presencia de los tablaos flamencos en Madrid también es destacada en la actualidad: el Corral de la Morería, Torres Bermejas, Tablao 1911 (antiguo Villa Rosa) y Tablao de la Villa (antiguo Café de Chinitas) son los más antiguos, preservando su estructura arquitectónica y su decoración original desde los años 50 y 60. A estos espacios clásicos se unen otros más recientes como el Tablao Flamenco Torero, Cardamomo, Café Ziryab o el Teatro Flamenco, entre otros.

Ofrecen dos, tres y hasta cuatro pases diarios de espectáculo con un numeroso cuadro de artistas. Algunas de estas salas organizan masterclass o exposiciones de arte, y la mayoría ofrecen servicio de restauración. Aunque depende de cada tablao y de la formación de los cuadros flamencos, las actuaciones suelen durar una hora y tienen una estructura compuesta por piezas de conjunto y solos de cante, baile o guitarra.

Leer más:  La Comunidad de Madrid creará una oficina de información y asesoramiento sobre la edificación de viviendas

Son también numerosos los festivales y concursos de flamenco que se organizan en la Comunidad de Madrid, en los que está presente un flamenco heterogéneo y abierto a nuevas propuestas. Destaca Suma Flamenca, organizado por la Comunidad de Madrid, que en otoño de 2024 celebrará su XIX edición, y Suma Flamenca Joven para artistas emergentes, que este año hace su cuarta temporada. Estos certámenes, junto a los tablaos, se han convertido por derecho propio en señas propias de la oferta turística y cultural de la región.

Desde hace años, el Ejecutivo autonómico trabaja para reforzar la posición e imagen de Madrid como el gran referente de este baile y cante, incluyéndolo en sus programaciones culturales y campañas turísticas. Además, concedió en 2022 la Medalla Internacional de las Artes a la Asociación de Tablaos Flamencos y hoy le otorga la mayor figura de protección patrimonial.

- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa Comunidad de Madrid agilizará los concursos de méritos de 2022 y 2023 para la estabilización de facultativos y enfermeras especialistas
Artículo siguientePacientes, familiares y profesionales del Hospital 12 de Octubre disfrutan de un documental sobre la pintura de Joaquín Sorolla